Los afectados por la quiebra de una inmobiliaria pueden recuperar el dinero

Antes de la crisis, muchas personas compraron viviendas sobre plano. Con la recesión quebraron varias inmobiliarias y estos consumidores se quedaron sin casa y sin dinero. El Tribunal Supremo dictó una sentencia hace tres años por la que permitía reclamar al banco donde se depositó el dinero siempre que la vivienda se comprara antes de 2016, pero los plazos para reclamar se cumplen a los 15 años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: